Parques Naturales de Castilla la Mancha

Los mejores parques Naturales de Castilla la Mancha:

Pincha en la imagen o en el texto para descubrir los parques naturales de Castilla la Mancha que más te interesa:

La ley de protección regional de conservación de los espacios naturales, flora y fauna establece los siguientes tipos de protección según las necesidades y características del espacio a proteger, declarándolos como:

  • Parque natural
  • Reserva natural
  • Monumento natural
  • Paisaje protegido
  • Paraje natural
  • Reserva fluvial
  • Microrreserva

 

Parques Naturales de Castilla la Mancha

  • Parque Natural del Alto Tajo: Este entorno lleno de hoces naturales a su paso por el río Tajo y sus afluentes y bosques, fue declarado Parque Natural en el año 2000, abarcando 174.545 hectáreas. Por el parque pasan varios ríos y también cuenta con lagunas, prados húmedos y acuíferos. Entre la vegetación del parque encontramos los Pinos laricio, rodeno y silvestre, Encinas, Sabinas, Quejigos, Sauces, Campanillas de castil o Zapatitos de la Virgen. Y algunas especies protegidas como el Apio rastrero o la Belladona andaluza. En los bosques encontramos depredadores como el Zorro rojo, la Garduña o el Tejón. También tenemos el Desmán de los Pirineos, el Murciélago pequeño de herradura, la Nutria o las Musarañas enana y común. También hay cantidad de aves, destacando las rapaces como el Buitre leonado, el Alimoche o varias especies de Águila y varias nocturnas. También hay numerosos peces, anfibios, reptiles e insectos.

  • Parque Natural del Barranco del Río Dulce: Este parque guadalajarense de 8348 hectáreas fue declarado Parque Natural en 2003. Está recortado por cañones al paso del río Dulce y tiene una altura media de 1075 m de altura. La flora de las partes más abruptas son comunidades rupícolas y subrupícolas, el hábitat fluvial, que está muy bien conservado, está formado por Álamos, Fresnos, Sauces, Chopos y Arces. Los bosques se componen de Encinares y Quejigares, acompañados por Sabinas, Rebollos y Enebros. Los paredones sirven de hogar para varias especies de aves nidificantes, como el Vencejo real, el Roquero solitario o el Cuervo. En los cañones nidifican Buitres leonados, Alimoches o el Águila perdicera. En el ecosistema de ribera tenemos a la Nutria, el Desmán ibérico, la Trucha común o aves acuáticas.
  • Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima: Este entorno albaceteño cuenta con 19192 hectáreas y fue declarado Parque Natural en 2005. Se trata de un terreno montañoso con varios cursos de agua que han creado calares. Entre todas las especies vegetales, encontramos 135 plantas endémicas como el Agracejo, la Atrapamoscas, la Grasilla castellana o el Piel de león y 35 endemismos en árboles como los Pinos laricio, rodeno y carrasco, el Tejo, el Rebollo, el Quejigo, etc. En cuanto a la fauna, se han catalogado 174 especies de vertebrados, 34 pertenecen a mamíferos, 109 a aves, 17 a reptiles, 8 a anfibios y 6 a peces. De fauna invertebrada tenemos más de 140 especies.
  • Parque Natural de las Lagunas de Ruidera: Este entorno natural de 3772 hectáreas fue declarado Parque Natural 1976 y es una de los humedales de importancia por sus 16 remansos o lagunas fluviales. Sus formaciones geológicas más características son las barreras travertínicas. Alberga una gran riqueza biológica entre flora y fauna. Tiene montes de Encinas y sabinas, arboledas de Álamos y plantas como la Masiega o la Enea. Los animales más comunes que pueden verse son las aves acuáticas como el Somormujo, el Zampullín chico, el Pato colorado, el Porrón común o el Ánade real. Entre las rapaces destacan el Aguilucho lagunero y el pálido. También hay una buena cantidad de aves forestales. En los matorrales encontramos mamíferos como el Zorro, el Gato montés, el Jabalí, el conejo y algunos micromamíferos, así como varias especies de Murciélago que viven en las cavidades y cuevas. Por supuesto también hay varias especies de anfibios, reptiles y peces, como el Barbo comiza, una especie autóctona.
  • Parque Natural Serranía de Cuenca: En 2007 se declaró Parque Natural a estas 73726 hectáreas situadas en Cuenca. La formación geológica más impresionante son los Tormagales, que parecen casas de hadas hechas en la piedra. También hay varios cañones y hoces que dan cobijo a los ríos Júcar y Escabas. Habitan extensos pinares con Aliagas, Guillomos y Bojes y bosques eurosiberianos de Tilos, Acebos y Tejos. Existen 229 especies de vertebrados, 156 son de aves, 40 de mamíferos, 24 de reptiles, 8 de anfibios y 11 de peces. Hay aves rapaces emblemáticas como el Buitre leonado o las Águilas perdicera y real. Como reserva nacional de caza, también alberga un buen número de Jabalíes, Muflones y Corzos, así como Cabras montesas. En los ríos encontramos Nutrias, aves acuáticas o endemismos ibéricos como el Barbo, la Bermejuela, el Cachuelo o el amenazado cangrejo de río europeo.
Entornos Naturales de Castilla la Mancha
Entornos Naturales de Castilla la Mancha
  • Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara: Sus 125.772 hectáreas abarcan 35 municipios arriacenses y fue declarado Parque Natural en 2011. El conjunto montañoso incluye varias sierras y macizos constituyendo un enlace entre la Sierra Central y el Sistema Ibérico, surcados por varios ríos y afluentes, además de 3 embalses importantes. El punto más alto es el Pico Lobo, con 2273 m de altitud. Existe una numerosa variedad de vegetación, en la que podemos destacar bosques de Hayas, Quejigos, Rebollos, Encinas y Pinos. También cuenta con típicos bosques de ribera, matorrales, pastizales de aprovechamiento agrícola y formaciones de vegetación rupícola. También vive una importante comunidad faunística, destacando las rapaces rupícolas, el Desmán ibérico que está en peligro de extinción, el Lobo ibérico, los Murciélagos con el 76% de de las especies presentes en España o el Lagarto verdinegro que se encuentra amenazado. Entre los invertebrados se puede destacar el casi extinto Cangrejo de patas blancas.
  • Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona: En 2011 se declaró Parque Natural a estas 149.463 hectáreas de Ciudad Real y está definido por un excepcional Patrimonio natural, histórico, cultural y social. Tiene una enorme extensión de dehesas de aprovechamiento ganadero con Encinas, Majadales, Vallicares y pastizales. La Sierra se compone de hoces, cañones, cluses fluviales, cascadas naturales, humedales, pedrizas, crestones, escarpes, cavidades, formas de origen volcánico y formas periglaciares. Entre la fauna cabe destacar la comunidad avícola, donde se protegen y conservan especies como el Águila imperial ibérica, el Buitre negro y la Cigüeña negra. O especies de mamíferos amenazados como el Lince ibérico o el Lobo. En los ríos encontramos Nutrias y peces endémicos como la Bogardilla, el Barbo gitano o el Calandina.

 

Parques Nacionales de Castilla la Mancha

  • Parque Nacional de Cabañeros: Este Parque de 40.856 hectáreas fue creado como Parque Natural en 1995 y ampliado en 2005. En 1988 ya fue declarado Parque Natural. Su paisaje presenta dos grandes contrastes, una gran llanura de unas 8000 hectáreas y las sierras, que conforman la mayor parte del terreno, cubiertas de bosques de Encinas, Alcornoques, Quejigos, Rebollos y de ribera y matorrales de Jara, Brezo o Romero. Entre las herbáceas destacan la Rosa albardera, la Peonía, la Violeta del monte, el Falso bromo, el Sedorro, el Vezo piloso o la Cola de perro. En las llanuras pueden verse especies de interés cinegético, así como Zorros o aves esteparias como la Calandria o la Terrera. También hay varias especies de rapaces. En las sierras podemos ver las colonias más grandes de Buitre negro de España y carnívoros medianos como el Gato montés, el Tejón y el Lince ibérico. En los arroyos encontramos varios peces endémicos y anfibios.
  • Parque Nacional de las Tablas de Daimiel: Este entorno de apenas 3030 hectáreas fue declarado Parque Nacional en 1973. Es uno de los ecosistemas acuáticos más importantes de la Península. La supervivencia de los acuíferos estuvo en peligro por la sobreexplotación, sumado a los incendios de las turbas del 2009. El agua dulce del Guadiana benefician el crecimiento de Carrizos, mientras que la salada benefician a los Juncos espigados. En las zonas menos profundas crecen Aneas, Bayuncos y Castañuelas. Entre las aves migratorias encontramos a la Garza real e imperial, el Avetoro, el Pato cuchara o la Cigüeñela entre otros. La fauna sedentaria se representa el Cangrejo de río, casi extinguido, como el Barbo o el Cachuelo. En las estaciones más calurosas encontramos anfibios y reptiles como la Ranita de San Antonio, la Salamandra o las Culebras de agua. De entre los mamíferos se destacan el Turón, la Nutria, el Zorro, la Rata de agua o la Comadreja.
Fauna de los Parques Naturales de Castilla la Mancha
Fauna de los Parques Naturales de Castilla la Mancha

Flora y fauna de los Parques Naturales de Castilla la Mancha

Fauna en Peligro de Extinción en los Entornos Naturales de Castilla la Mancha:
  • Avetoro
  • Garcilla cangrejera
  • Cigüeña negra
  • Cerceta pardilla
  • Porrón pardo
  • Malvasía cabeciblanca
  • Águila Imperial Ibérica
  • Águila perdicera
  • Focha cornuda
  • Desmán Ibérico
  • Lince Ibérico
  • Lobo

Flora en Peligro de Extinción en los Parques Naturales de Castilla la Mancha:

  • Escobilla de Despeñaperros
  • Estrellitas de campo
  • Coincya rupestris ssp. rupestris
  • Lepidium cardamines
  • Rabogato aserrado
  • Zapaticos de la Virgen
  • Tabaco gordo
Nuestra puntuación