Parque Nacional de Cabañeros

Parque Nacional de Cabañeros

Cabañeros, que se encuentra entre los montes de Toledo y Ciudad Real, en Castilla la Mancha, fue declarado Parque Nacional en 1995. Actualmente cuenta con 40.856 hectáreas de bosques mediterráneos bien conservados.

Su nombre viene por las chozas, con su forma cónica y techos de vegetación, que construían pastores y carboneros como refugio para sus jornadas en el campo.

 

Localización del Parque Nacional de Cabañeros

Ha varias formas de llegar al Parque, en coche tienes varias opciones:
  • Desde Ciudad Real, se toma la CM-412 hacia Porzuna y saliendo puedes tomar la CM-403 hasta el Centro de Visitantes en Pueblonuevo del Bullaque. También puedes tomar la CM-4106 hasta Horcajo de los Montes.
  • Desde Toledo, puedes tomar la CM-4013 en dirección Pueblonuevo del Bullaque por la CM-403 y luego coger la CM-4017 hasta Remerta del Bullaque. También puedes ir por la CM-401 hacia Navahermosa, luego te desvías por la CM-4157 y tomas la CM-4153 hacia Navas de Estena, Retuerta del Bullaque por la CR-701 o por la CM-4017. Otra opción sería ir por la CM-401 hacia Navahermosa hasta llegar a la CM-4155 a Los Navalucillos.
  • Desde Talavera de la Reina, toma la N-502 hasta Sevilleja de la Jara, luego te desvías por la CM-4106 hacia Anchuras hasta llegar a un cruce donde debes seguir recto por la BA-050 hasta Horcajo de los Montes. También puedes tomar la CM-4102 hasta Los Navalmorales y tomas la CM-4155 hasta Los Navalucillos. Otra opción sería ir por la N-502 hacia Alcaudete de la Jara y tomar la CM-401, antes de llegar a Navahermosa te desvías por la CM-4157 hasta Navas de Estena.

En Autobús hay la compañía AISA que te puede llevar desde Ciudad Real hasta Horcajo de los Montes o Alcoba. Con Bogabus podes ir desde Ciudad Real hasta Navas de Estena, Pueblonuevo del Bullaque y Retuerta del Bullaque. La compañía SAMAR tiene una parada en Pueblonuevo del Bullaque, bus que une Madrid, Toledo y Piedrabuena y otra en Los Navalucillos desde Madrid pasando por Toledo.

 

Historia del Parque Nacional de Cabañeros

Los primeros rastros de civilización se encuentra en los yacimientos de las Tiñosillas y las Casas del Río, anteriores al paleolítico inferior. Del paleolítico medio hay 3 yacimientos. Hay dos poblados de la Edad de Bronce en Porzuna y Horcajo de los Montes.

Éstas también fueron vías de comunicación romana entre Merida y Toledo y Toledo y Córdova, en el s. II.

Luego fueron pobladas por los visigodos entre los s. V y VIII dejando asentamientos y varios conventos en la comarca de los Montes. Melque es el más representativo y el tesoro de Guarrazar.

La conquista por parte de los árabes incluyó estas tierras en el Califato de Córdoba, dejando la una fortaleza Milagro, sobre el acantilado del río Milagros, en Retuerta del Bullaque, también una fortificación llamada Torre de Abraham, del s. XVII. También baños termales en Navalpino y Fontanarejo.


En la Edad Media, los Templarios comenzaron la repoblación desde Montalbán. En 1246, el Rey Fernando III vendió Los Montes por 45.000 maravedíes a la Ciudad de Toledo, convirtiéndose en Dominio Señorial que duró 5 siglos (hasta 1829).

En sus Ordenanzas de Uso se regulaban la conservación, guarda y aprovechamiento de los recursos naturales, con fuertes fiscalizaciones y restricciones y las infracciones conllevaban durísimas penas. Los numerosos impuestos como el “dozavo”, el “humazgo”, el “situado fijo” y otros impuestos irregulares, finalmente causó un grave conflicto entre los montaños y el Dominio Señorial, por lo injustos y abusivos que eran.

Así que a finales del s. XVIII se inició un movimiento para conseguir la segregación de Toledo, rechazando la relación de vasallaje. Finalmente fueron abolidos los derechos señoriales entre 1823 y 1837, culminando con la venta y privatización de los Montes. En 1829 fue separado en 16 término municipales.

 

Paisajes del Parque Nacional de Cabañeros

Los paisajes más representativos de Cabañeros son la raña y la sierra.

La raña es un herbazal arbolado de unas 8000 hectáreas dedicada al cultivo de cereal.

La sierra forma la mayor parte del territorio con relieves montañosos de hasta 1448 m de altura. Están cubiertas de bosques y matorrales.

El clima dominante es el Mediterráneo, con una temperatura media anual de 12,4ºC y un promedio de precipitaciones de 586,4 mm, llegando a nevar en alguna ocasión entre diciembre y abril. Las intensas precipitaciones invernales crean pequeños arroyos en las rañas.

Otra de las características típicas del monte Mediterráneo es su olor, gracias a la abundancia de plantas aromáticas.

 

Flora del Parque Nacional de Cabañeros

Los Robles dominan el paisaje del Parque, como el rebollo y el melojo. También encontramos Encinas, Quejigos y Alcornoques.

Junto a estos árboles encontramos otros más pequeños como el Madroño y el Durillo, acompañado de matorrales como el Romero, el Brezo o la Jara.

Entre las herbáceas tenemos especies como la Rosa albardera, las Bolas de Peonía, la Violeta del monte, el Falso bromo, el Sedorro, la Cola de perro o el Vezo piloso.

En las turberas encontramos el Mirto de brabante, la Atrapamoscas o la Pinguicula.

Entre la flora vulnerable o de interés especial tenemos el Tejo, el Satirión de tres bulbos, la Juncia blanca, el Laurel portugués, el Quillwort terrestre, el Helecho real, el Arrayán del pantano, el Aliso, el Abedul, la Clavelina, el Nenúfar amarillo y el blanco, el Atrapamoscas, el Peral silvestre, el Mostajo, el Arce, el Acebo, el Carpazo, los Brezos nazareno, de turbera y albar, la Grasilla pálida, la Litorela y el  Satirión de tres bulbos.

En total hay más de 1000 especies vegetales en el Parque y 550 de ellas son tipos de líquenes, repartidos entre los 17 hábitats de interés comunitario.

Fauna del Parque Nacional de Cabañeros
Fauna del Parque Nacional de Cabañeros

Fauna del Parque Nacional de Cabañeros

Invertebrados

En el Parque destacan las mariposas diurnas, con 74 especies diferentes, como la Pandora, una de las de mayor tamaño. También encontramos la Mariposa manto bicolor, la Ninfa de Linneo, la Loba, la Chupaleches, la Cleopatra, la Vanesa, la Medioluto ibérica, la Aurora, la Moradilla del fresno, la pavo real, la Náyade, la qüerquera, la nazarena o la cuatro colas. Entre las mariposas nocturnas tenemos unas 220 especies, entre las que destacan el Gran pavón nocturno, la Esfinge colibrí, la Lunar doble raya, la Arpillera amarilla, el Cuáquero común, la Prominente leonado o la Polilla del castaño de indias.

En las rañas podemos encontrar Langostas y en los pastizales interiores, Langostas italianas o endemismos como el Saltamontes de cuernos cortos. Entre los matorrales podemos ver la Langosta egipcia o el Saltamontes de alas azules, entre otros. También la Mantis religiosa, Libélulas y Caballitos del diablo como la Libélula cernícalo o el Corta narices respectivamente.

Peces

Entre los ríos y arroyos que atraviesan el Parque encontramos especies como el abundante Calandino, el Jarabugo, la Pardilla, la Colmilleja, el Barbo comizo y el cabecicorto, la Boga del Guadiana y el Cacho. Y especies invasoras como la Perca sol, la Perca americana, el Lucio, la Carpa, el Carpín, la Gambusia y el Alburno, con el claro detrimento de las especies autóctonas.

Anfibios y reptiles

Hay un total de 12 especies de anfibios como la Ranita de San Antonio, el Sapo común, el partero ibérico y el corredor, el Sapillo pintojo ibérico y el moteado común o la Salamandra.

En cuanto a reptiles, tenemos 20 especies, como el Galápago leproso y el europeo, la Lagartija colilarga, la colirroja, la cenicienta y la ibérica, el Lagarto ocelado, el verdinegro y el ápodo, la Salamanquesa común, el Eslizón ibérico y el tridáctilo, la Culebra bastarda, la viperina, la de collar, la de escalera, la lisa meridional, la de coagulla y la de herradura y la Víbora hocicuda.

Aves

Hay unas 193 especies, con el 3% de especies consideradas amenazadas a nivel mundial. En los herbazales podemos destacar la Calandria, la Cogujada montesina, el Sisón, la Cigüeña blanca, el Aguilucho cenizo, el Milano negro o el Cernícalo común.

En las zonas boscosas encontramos el Gorrión moruno, el Pico picapinos, el Chochín, el Ruiseñor bastardo, la Curruca mirlona, el Papamoscas gris, el Trepador azul, el Agateador común, la Oropéndola, el Elanio azul, la Cigüeña negra, el Buitre negro, el Águila imperial ibérica, la real, la calzada y la culebrera, el Azor, el Gavilán o el Milano real.

En los montes tenemos la Curruca rabilarga, la carrasqueña, la capirotada y la cabecinegra, el Herrerillo común, el Mito, el Mirlo común, el Petirrojo, el Zorzal común o el Pinzón común.

En las zonas claras próximas a las rañas tenemos la Perdiz común o la Totovía.

Otra especie a destacar por su contribución a la expansión de los robledales, es el Arrendajo.

Mamíferos

Tenemos algunas especies cinegéticas como el Ciervo, el Corzo, el Jabalí, la Liebre común o el Conejo, aunque la caza está prohibida en todo el Parque.

El Lince ibérico se encuentra rara vez.

Otros carnívoros representativos son la Nutria, el Gato montés, el Meloncillo, la Gineta, el Zorro y la Garduña.

Y entre los micromamíferos tenemos la Musaraña común, el Ratón moruno y el de campo, el Topillo o el Lirón careto.

 

Actividades del Parque Nacional de Cabañeros

El Parque cuenta con centros de visitantes, museos y puntos de información. También tenéis itinerarios a pie, a caballo o a todo-terreno o la posibilidad de ir en Kayak por el río Bullaque.

Rutas de senderismo:
  • Ruta del Boquerón del Estena: dificultad baja, 10 km desde el pueblo y 6 km desde el aparcamiento, 3 h 30 min y 2 h 15 min respectivamente. Libre o guiada.
  • Camino del Área Recreativa del Acebo y Las Fuentes: dificultad baja, 7 km desde el pueblo y 3 km desde el área recreativa, 3 h y 1 h 15 min respectivamente. Libre.
  • Ruta del Chorro, Chorrera Chica y Rocigalgo: dificultad media-alta, (ida) 4 km hasta el Chorro, 5 km 500 m hasta la Chorrera Chica y 9 km hasta el Rocigalgo, 1 h 30 min, 2 h 15 min y 3 h 45 min respectivamente. Libre o guiada.
  • Ruta de la Encina: dificultad baja, 2 km, 1 h. Libre.
  • Ruta de Valhondo: dificultad media, 6 km 500 m, 4 h. Guiada.
  • Ruta del Valle del Alcornocal: dificultad media, 10 km, 4 h. Guiada.
  • Ruta del Robledal-Alcornocal: dificultad media-baja, 5 km, 2 h 30 min. Guiada.
  • Ruta de la Colada de Navalrincón: dificultad baja, (ida) 9 km 500 m, 3 h. Libre a pie o bicicleta de montaña.
  • Ruta Plaza de los Moros: dificultad media-baja, 3 km 500 m, 1h 30 min. Libre.
  • Ruta Sierra de Castellar de los Bueyes: dificultad baja, 5 km, 2 h 15 min. Libre a pie o bicicleta de montaña.

 

Nuestra puntuación