Parques naturales de Castilla y León

Los mejores parques Naturales de Castilla y León:

Pincha en la imagen o en el texto para descubrir el parques naturales de de Castilla y León que más te interesa:

La ley sobre los espacios naturales protegidos de Castilla y León, recoge y protege dichos entornos según las necesidades y características del lugar, como:

  • Parques Regionales
  • Parques Naturales
  • Reservas Naturales
  • Monumentos Naturales
  • Paisajes Protegidos

En total cuenta con 40 espacios protegidos, 13 de ellos a la espera de que sean declarados según sus características.

 

Parques Naturales de Castilla y León

  • Parque Natural Arribes del Duero: Sus 106105 hectáreas de la zona el río Duero constituye la frontera nacional entre España y Portugal, y la parte portuguesa también está protegida por el Parque Natural Internacional del Duero. Las características más notables de este espacio natural son su biodiversidad y su gama de cursos de agua, que han erosionado valles profundos y precipitaciones vertiginosas. Destacan las 250 hectáreas de bosque de Ledoño y los bosques de alcornocal-enebral y la vid es el cultivo más extendido. En cuanto a la fauna, tienen la emblemática cigüeña negra y varias rapaces significativas.
  • Parque Natural de Babia y Luna: El Parque tiene 57.628 hectáreas que comparten cuatro municipios en su totalidad o parcialmente: Cabrillanes, San Emiliano, Sena de Luna y Barrios de Luna. Debido al clima y su suelo, su vegetación es una mezcla de atlántica y mediterránea, como los bosques de roble y de sabina respectivamente. La fauna está influenciada por su situación en la cordillera cantábrica, por lo que esporádicamente puede verse algún oso pardo. También se encuentran lobos, rapaces, aves acuáticas en el embalse y especies cinegéticas.
  • Parque natural del Cañón del Río Lobos: Sus 10176 hectáreas repartidas entre Soria y Burgos, son consideradas como uno de los paisajes más bellos de España, conocido por su espectacular relieve, formado por un profundo barranco rodeado de paredes escarpadas que se elevan hasta los picos rocosos. Alberga densas masas forestales de enebros y pinos salgareños, así como una rica fauna, incluyendo parejas de buitres leonados. También es una importante reserva de águilas doradas y egipcias y halcones. Los mamíferos incluyen grandes cantidades de ciervos, jabalíes, ardillas, nutrias, tejones y gatos salvajes.

  • Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón: Sus 46373 hectáreas se reparten entre 9 municipios que presentan, en su conjunto, un paisaje de gran belleza gracias a sus diferentes hábitats. Tiene 150 km de cañones atravesados por el río Ebro, alternados con valles explotados agrícolamente. La humedad de la zona hace que haya extensos bosques de ribera y, por tanto, una fauna asociada a ellos, como aves, pequeños mamíferos y rapaces que anidan en las paredes.
  • Parque Natural de las Hoces del Río Duratón: Con apenas 5037 hectáreas, se trata de cañones con paredes de hasta 100m de altura, atravesados por el río Duratón. Cuenta con diferentes hábitats, como el fluvial, el rupícola y las arenas de las zonas más elevadas. A la belleza e interés del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que contiene el cañón. En las paredes de las hoces construyen sus nidos parejas de buitres leonados, acompañados por un gran número de alimoches, águilas reales y halcones peregrinos.
  • Parque Natural de las Hoces del Río Riaza: El río Riaza constituye el eje longitudinal de este parque de 6470 hectáreas. Como su nombre indica, también cuenta con hoces que forman un cañón de hasta 150 metros de profundidad. Su vegetación es básicamente esteparia, manchada con pequeños bosques de sabinas, encinas y algunos quejigos. La fauna está constituida, sobre todo, por aves rupícolas y rapaces. Cuenta con una de las colonias más grandes de España de buitre leonado, entre otras. También con varios reptiles, mamíferos como la nutria o grandes colonias de murciélago ratonero habitando sus cuevas.
  • Parque Natural Lago de Sanabria y Sierras Segundera y de Porto: Este parque de 22365 hectáreas ocupa áreas de media y alta montaña, con 2127 m de altura máxima que pertenecen al pico Peña Trevinca. A 1700 m existen abundantes turberas y lagunas de origen glaciar. Su clima entre húmedo y templado ha favorecido al afloramiento de más de 1500 especies vegetales, con el roble como la especie más extendida; y 190 vertebrados: 7 de peces, 125 de aves (17 de rapaces diurnas), más de 10 de reptiles, otras 10 de anfibios y 41 de mamíferos.
  • Parque Natural Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión: La mayoría de sus 4617 hectáreas se encuentra a más de 1700 metros de altura, hasta su pico más alto, el Urbión, de 2228 metros de altura y donde nace el río Duero. Sus abundantes lagos son de origen glaciar. Las cotas más bajas, en los valles, se pueden apreciar los bosques de pinos negro y silvestre, la vegetación va cambiando según vamos subiendo, encontrando hayedos, pinares de pino albar, pastizales y arbustos como el biércol o el arándano. En las cotas más altas encontramos dos endemismos, la Armeria y la Margarita alpina. La fauna también es variada, con varias especies de aves, reptiles, anfibios, mamíferos o insectos.
  • Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila: Este entorno natural de 6860 hectáreas está formado por varios lagos creado circos glaciares y rodeados de picos de unos 2000 metros de altura. Los bosques de este Parque están dominados por el pino albar, acompañado por robles, abedules, hayas, acebos y tejos. Y da cobijo a gran variedad de animales como el corzo, el venado, el lobo, el gato montés, el tejón, la nutria y el desmán ibérico. Aves el búho real, el águila real, el azor o el alimoche. Entre los reptiles se destaca el tritón alpino y de peces, la trucha.
  • Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia: Sus 32300 hectáreas comprenden 15 municipios de forma parcial o total y está situado entre dos cuencas hidrográficas de varios afluentes del Tajo y el Duero. Gracias al clima húmedo del Parque abundan los bosques de roble rebollo, roble carballo y castaño. Además de encinares, alcornocales y pinares y áreas cultivadas con vides y olivos. Los mamíferos más destacables son el gato montés, la cabra montés, el tejón o el desmán ibérico y algunas de interés cinegético como el jabalí, el corzo o el ciervo. Entre las aves encontramos la emblemática cigüeña negra y un sinfín de especies forestales.
Entornos Naturales de Castilla y León
Descubre los Entornos Naturales de Castilla y León
  • Parque Natural Montaña Palentina: También conocido como Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, abarca 78360 hectáreas de 10 municipios diferentes y es lugar de nacimiento de los ríos Carrión y Pisuegra. Destacada la pluralidad de su vegetación, resultado de su clima continental. Podemos encontrar encinares, hayedos, abedulares o robledales. También endemismos como la artemisa cantábrica o especies únicas como la viborera azul. Su fauna está caracterizada por dos tipos, la atlántica y la mediterránea, dando así una gran variedad de especies, en especial de aves rapaces y forestales o el emblemático oso pardo.
  • Parque Natural de Montes Obarenes-San Zadornil: Comprende 33064 hectáreas pertenecientes a 53 núcleos de población. Su densa vegetación, tanto atlántica como mediterránea, discurre a través de hoces, cañones fluviales, desfiladeros, etc. Así que podemos encontrar pinares y robledales o encinares, quejigares, coscojeros y demás. En ellos se refugian varias especies animales en peligro, vulnerables o raras, como el águila-azor perdicera, el cangrejo de río autóctono o el visón europeo. También acoge y ayuda a muchas especies de aves migratorias.

 


Parque Nacional de Castilla y León

  • Parque Nacional Picos de Europa: Este Parque de 67127 hectáreas está situado en la cordillera cantábrica. Su diversa orografía se debe a la acción glaciar, que modelaron estas montañas. Como la erosión del hielo y la formación de ríos, que provocó la creación de sus impresionantes desfiladeros. Todas sus diferencias geológicas y su clima, dan paso a las diversas configuraciones vegetales y faunísticas. Predominan bosques de haya, acebo, pino silvestre o avellano y especies de animales protegidas como el urogallo cantábrico, el quebrantahuesos o el oso pardo. Y en conjunto, representa la mayor reserva representativa de animales de toda España.
Fauna de los parques naturales de Castilla y León
Descubre la Fauna de los parques naturales de Castilla y León

Flora y fauna de los entornos Naturales de Castilla y León

Fauna protegida en los Entornos Naturales de Castilla y León:

  • Oso pardo
  • Lince ibérico
  • Urogallo
  • Cigüeña negra
  • Águila imperial ibérica
  • Águila perdicera
  • Buitre negro
  • Lobo ibérico
  • Nutria
  • Buitre Leonado
  • Salamandra
  • Tejón
  • Zorro
  • Bisón
  • Garcilla
  • Rata de agua
  • Penca
  • Percasol
  • Cabra montés
  • Sapo corredor
  • Rana común
  • Sapo de espuelas

 

Flora protegida en los Entornos Naturales de Castilla y León:

  • Bazo del mar
  • Lengua de ciervo
  • Helecho manzanilla uva
  • Trébol de cuatro hojas
  • Lonchite
  • Helecho de pantano
  • Llantén de agua flotante
  • Hydrocotyle vulgaris
  • Sombrerillo de agua
  • Hierba de la araña
  • Oropeso
  • Sonchus crassifolius
  • Amargón
  • Ceriflor
  • Asperillo
  • Velo de novia
  • Biércol
  • Genciana
  • Cargola sanguínia
  • Alfiler de roca
  • Hipérico de braña
  • Mordisco de rana
  • Pino acuático
  • Esculetaria
  • Hortiga hedionda
  • Gagea
  • Malva de agua
  • Zapato de Venus
  • Orquídea fantasma
  • Orquídea macho
  • Llantén
  • Espantarrabosas
  • Acelguilla silvestre
  • Siempreviva azul
  • Ranúnculo de las cañas
  • Flor de agua
  • Hepática dorada
  • Torvisco de los pirineos
  • Verbena rastrera
Nuestra puntuación