Parque Natural del Montseny

Sus 31.064 hectáreas protegidas están situadas en la Precordillera catalana, entre Barcelona y Girona, y cuenta con más de 18 municipios repartidos entre Osona, La Selva y El Vallès Oriental.

Fue declarado Parque Natural en 1978 y en 2004 Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Localización Parque Natural del Montseny

Para llegar en coche al parque natural del Montseny puedes hacerlo por la AP-7 de Barcelona a la Jonquera, en la salida de Sant Celoni.

También puedes llegar por la C-17 dirección Barcelona-Vic-Puigcerdà, lo que era la antigua N-152. Y por la C-25 por el Eje transversal Girona-Vic-Lleida.

En transporte público puedes llegar con Renfe a los municipios que conforman el Parque o en autobús con parada en dichos municipios, como el Barcelona Bus y el Hispano-Hilariense.

Historia del Entorno Natural del Montseny

Los primeros asentamientos en el Montseny se remontan a la prehistoria. Prueba de ello es el descubrimiento de hachas y cuchillos de piedra en Aiguafreda, El Brull, El Montseny y Sant Marçal, los megalitos de la Serra de l’Arca y Les Pinedes y la piedra Estelada de la llanura del Pla de la Calma.

Más tarde, durante el período ibérico, las colinas comenzaron a ser ocupadas de manera más estable, como lo demuestran la fortificación ibérica de la colina del Montgròs, el yacimiento arqueológico ibérico del Puig del Castell de Samalús y los asentamientos fortificados de Montclús.

Los romanos, sin embargo, prefirieron asentarse en las llanuras, dejando tras su paso la Villa romana de Can Tarrés y la Vía Augusta y Vía Ausa.


En la Edad Media se intensificó la explotación de los recursos naturales y fue durante este período cuando se construyeron la mayoría de las masías. La iglesia de Sant Pere Desplà, con sus pinturas prerrománicas y las iglesias parroquiales de El Montseny, El Brull, La Móra y Sant Marçal, entre otros, son de particular importancia. También encontrarás los castillos de Montsoriu (ejemplo de la arquitectura gótica), Montclús, Fluvià, El Brull y Cruïlles, las casas de campo fortificadas de El Bellver y La Sala, y conjuntos de ese tipo en Tagamanent y Sant Segimon.

Paisajes del Parque Natural del Montseny

En el parque natural del Montseny encontramos tres ecosistemas diferenciados: el Atlántico, el Eurosiberiano y el Mediterráneo.

El conjunto de paisajes siguiente forma un macizo de grande importancia:

  • Prados
  • Matorrales
  • Bosques de hayas y abetos
  • Robledales
  • Encinares y alcornoques
  • Vegetación de ribera
  • Pinares y malezas
  • Vegetación rupícola
  • Vegetación ruderal y arvícola

De la misma manera, el macizo está dividido en tres grandes montañas subunidades: al sur, la línea de cresta de El Turó de l’Home (1.706 m) y Les Agudes (1.705 m); al norte, El Matagalls (1.697 m), y, al oeste, la llanura del Pla de la Calma (colina del Puig Drau 1.344 m).

Flora del Parque del Montseny

Los prados están prácticamente poblados por plantas gramíneas. En las cimas encontramos prados subalpinos y de pasto y encontramos especies de clima atlántico como los Tréboles blanco, aglomerado y de prado, la Cola de perro, la Abejera catalana, la Orquídea macho, el Gazón, la Potentilla verna, la Seta de carrerilla, el Milhojas, la Genciana ciliada, la Eufrasia, el Alfilerillo, la Barcea y la Fesuca azul.

Los matorrales del parque natural del Montseny se forman a través de arbustos y plantas herbáceas que los acompañan. Entre los arbustos tenemos la Brecina, la Hiniesta, el Serpol, el Brezo, el Codeso y el Enebro. Y entre las hierbas, el Tulipán la Grandalla, el Pensamiento del Montseny, la Carquesia, la Pimpinela, el Lagopo, la Hierba turmera, la Escoba sedeña y el Asnillo.

Los bosques más húmedos y sombríos son los Hayales y Abedulares, que crecen entre los 900 y 1600 m de altitud y ocupan unas 5500 hectáreas. A parte de, obviamente, Hayas y Abetos, tenemos otros árboles como el Acebo y el Mostellar. También arbustos como el Boj y la Adelfilla; y otras plantas como Nemorosas, Campanillas de invierno, Eléboros fétidos, Hierbas hepáticas, Miosotas, Prímulas, Lirios silvestres, Cepas o Heno, entre otros.

 Entornos Naturales del Montseny
Entornos Naturales del Montseny

Los Robledales crecen en zonas con precipitaciones abundantes. En estos bosques encontramos algunas capas de Roble albar y pubescente con plantaciones de Castaños. Los arbustos que los acompañan son el Avellano, el Enebro, el Endrino y el Roldón. Y en cuestión de plantas tenemos Fresas, Aguileñas, Campanillas y Geranios de sangre.

No obstante, la extensión del Parque natural del Montseny está dominada por los Encinares, que se encuentran desde la base hasta 1100 m de altura. En cambio, los Alcornoques tienen poca distribución y un sotobosque pobre por el aprovechamiento del corcho. Así pues, en estos bosques aparte de Encinas y Alcornoques, tenemos también Madroños. Acompañados de un sotobosque compuesto de especies como el Espino albar, el Brezo, el Tino, la Zarzaparrilla, el Laurel, la Pipa, la Oronja, la Escorodonia, la Orquídea de hojas largas, el Galio peloso, el Limodoro violeta y el Musgo.

En las riberas de los ríos Tordera y Congost y riera de Arbúcies, vemos crecer la típica vegetación de las orillas de los ríos, con hierbas de grandes hojas como Racimos, Helechos, Botones de oro, Consueldas menores, Aros, Mendastros, Escolopendras, Celidonias menores, Lentejas de agua y Hepáticas de las fuentes. Los árboles caducifolios que allí se encuentran son el Fresno, el Aliso, el Sauce y el Olmo.

Los pinares ocupan las zonas bajas y soleadas y presenta un sotobosque aromático. Los tres tipos de Pinos que hay son el silvestre, el piñonero y el carrasco. El sotobosque se compone de especies como el Torvisco, el Brezo de invierno, la Boalaga, el Labiérnago, el Romero, la Lira, la Madreselva, el Cerrillo, el Junco, la Abejuna y el Níscalo.

fauna del parque natural del montseny
fauna del parque natural del montseny

Fauna del Parque Natural del Montseny

Está compuesta por unas 270 especies de vertebrados y, posiblemente, unas 10000 de invertebrados el parque natural del Montseny tiene una gran variedad de especies.

Invertebrados

Pondremos algunos ejemplos de ellos, como la Araña moteada saltadora, la Mariposa Sofía, el Escarabajo ajedrezado, la Mariquita, el Insecto palo, la Chinche verde, el Milpiés aplanado, la Rosalia alpina, la Procesionaria, la Cigarra, la Hormiga león, la Mariposa de los muros, la Mónaca, el Calosoma, el Ascálafo longicorne, la Mantis palo, el Ciervo volante, la Somereta del Montsant, el Gran capricornio, el Escarabajo acorazado, el Lobito agreste, el Cangrejo de río, la Mosca de las piedras, las Arañas plutón, tigre, mirmecomorfa y de cueva europea, el Heraldo, el Escorpión negro, el Zapatero, el Macaón​ y la Chinche rayada.

Peces

Entre ellos tenemos la Trucha de río o el Barbo de montaña.

Anfibios y reptiles

Entre los anfibios contamos con especies como los Sapos común y partero, la Salamandra, los Tritones pirenaico y jaspeado y las Ranas común y roja. Entre los reptiles tenemos la Víbora áspid, el Lución, la Culebra de Esculapio, los Lagartos común y verde occidental, el Galápago europeo y las Lagartijas colilarga y roquera.

Aves

Entre las rapaces encontramos especies como el Águila culebrera, el Azor, los Búhos chico y común, el Busardo ratonero, el Cárabo común​ y el Gavilán común.

Otras aves como la Alondra común, la Collalba, el Zorzal charlo, la Perdiz roja, el Petirrojo europeo, la Paloma torcaz, la Curruca cabecinegra, el Carbonero común, el Acentor alpino, el Arrendajo euroasiático​, los Mirlos común y acuático europeo, el Martín pescador, la Lavandera cascadeña, el Roquero rojo, el Cuervo, el Roquero, la Golondrina, el Colirrojo tizón, la Garza y el Pinzón vulgar.

Mamíferos

Y por último tenemos los mamíferos, formados por especies como la Liebre, el Jabalí, la Garduña, el Zorro, el Ratón leonado, la Ardilla, el Tejón, la Gineta, el Lirón careto, el Ratón de bosque, la Rata de agua, la Musaraña, el Conejo, el Erizo moruno o el Murciélago de cueva.

Actividades en el Parque Natural del Montseny

El Parque natural del Montseny tiene diferentes rutas a realizar, desde las de montaña, hasta rutas largas, cortas y circulares. Además, las hay para realizar en BTT, a caballo o en coche, donde podrás disfrutar de los miradores.

Rutas de senderismo:
  1. Montseny: Caminando por el corazón del macizo. Dificultad baja, 3 h ida y vuelta
  2. Sant Esteve de Palautordera: Paseando con vistas al Turó de l’Home. Dificultad baja, 2 h 45 min.
  3. Arbúcies: Paseando por la Riera de Arbúcies. Dificultad baja, 1 h.
  4. Viladrau: Descubriendo los castaños de Viladrau. Dificultad baja, 2 h 30 min.
  5. Cànoves i Samalús: Caminamos alrededor del pantano de Vallforners. Dificultad baja, 3 h.
  6. Sant Antoni i Sant Pere de Vilamajor: Recorrido para grandes caminadores. Dificultad media, 5 h 30 min.

PR C-201 Arbúcies – Montsoriu: Dificultad media, 7,2 km, 3 h 10 min.

PR C-139 Sendero de Pi Novell a Sant Pere de Vilamajor: Dificultad media, 18 km 319 m, 6 h 30 min.

Sendero local C-81 El castaño de las nueve ramas: Dificultad baja, 7 km, 2 h 30 min.

Sendero Local SL-C88 De Gaserans a Coll de n’Orri: Dificultad baja, 5 km 140 m, 1 h 30 min.

Sendero PR-C 201 De Breda al Castillo de Montsoriu: Dificultad media, 2 km 680 m al Castillo de Montsoriu (ida), 2 km 785 m en Breda (ida), 1 h al Castillo de Montsoriu, 45 min en Breda.

PR C-42 Sendero de Taradell: Dificultad baja, 14 km 800 m, 4 h 30 min.

Sendero local SL-C 85 El Brull – Coll Formic: Dificultad media, 14 km 200 m, 3 h 30 min.

Nuestra puntuación