Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

El Parque Nacional de la sierra de Guadarrama cubre casi 34.000 hectáreas y el quinto más grande del sistema de Parques Nacionales de España.

La Sierra de Guadarrama (Sistema Central) contiene algunas zonas de gran valor ecológico, situadas en la Comunidad de Madrid y en Castilla y León (provincias de Segovia y Ávila).

La ley que regula el Parque Nacional, recientemente aprobado, se publicó en el BOE el 26 de junio de 2013.

Localización del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

El Parque tiene diferentes puntos de acceso desde Madrid y Segovia.

Desde Madrid

En coche puedes tomar la A-6 hasta el Km 39 hacia el acceso del Puerto de Navacerrada por la M-601, desde ahí puedes llegar también al punto de acceso del Puerto de Los Cotos. Para ello tendrás que tomar la SG-615 o la M-604.

Otra forma es por la M-607 hasta Manzanares el Real o Miraflores de la Sierra, desde esta última puedes acceder al Puerto de la Morcuera por la M-611.


Para llegar en tren tienes varias líneas, la C-8a, la C-8b y la C-9

Desde Segovia

Para llegar en coche debes coger la CL-601, que llega la Granja de San Ildefonso, desde ahí atraviesas el valle de Valsaín hasta llegar al acceso del Puerto de Navacerrada.

Historia del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Las primeras huellas del ser humano las encontramos en los yacimientos de 80.000 años de antigüedad, como “La Cueva del Camino”, o “El Abrigo de Navalmaillo”, de 70.000 o 75.000 años de antigüedad.

También está la “Cueva Des-Cubierta” con restos de Homo Neanderthalensis. Estos yacimientos están situados en Pinilla del Valle y tienen el nombre de “El Calvero”.

De la Época Romana tenemos algunos ejemplos, como el yacimiento “El Beneficio”, con una posada del s. II d.C. que fue remodelada entre el s. III y IV. Fue abandonada en el s. V con la invasión bárbara. De esa época también tenemos la calzada del Puerta la Fuenfría.

Los Visigodos fueron los siguientes en dejar su impronta, con los yacimientos de “La Cabilda”, un núcleo de población de entre los s. VII y VIII. Y una necrópolis en el cerro El Rebollar.

La zona vivió su máximo esplendor en la Edad Media, con los Reyes Católicos. Antes de la Reconquista, el territorio era una frontera entre musulmanes y cristianos, donde hubo muchas batallas, lo que hizo que no se crearan muchas poblaciones, ya que eran destruidas.

A pesar de esto, tenemos algunas edificaciones de la época como el Castillo viejo de Manzanares, las ciudades amuralladas de Pedraza y Buitrago de Lozoya y atalayas defensivas como la de Torrelodones.

También en la Sierra se libró la famosa batalla de Somosierra durante la guerra de la Independencia, contra la invasión napoleónica.

Y en la Edad Contemporánea, el entorno sufrió otra guerra más, la Civil, dejando tras su paso trincheras y casamatas repartidas por toda la sierra y que pueden visitarse a día de hoy.

Paisajes del Entorno Natural del Parque

Su paisaje está compuesto básicamente por zonas montañosas y valles entre montañas. Tiene un clima mediterráneo continental, con inviernos muy fríos y veranos secos y frescos, Las precipitaciones aumentan con la altura, incluso en forma de nieve en las cotas más altas, a la vez que va bajando la temperatura.

Tiene tres tipos de paisajes característicos y otros tres hábitats. Los paisajes son:
  • Valle alto de Lozoya: Robledales y pinares en los valles y en cotas más altas pastos para el ganado.
  • Altas sierras de Cuerda Larga: Aquí encontramos las cumbres conocidas como Siete Picos, Cabeza de Hierro, La Maliciosa, La Peñota o La Pedriza, con pinares en sus vertientes y afloramientos rocosos.
  • Vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama: Encontramos las cumbres de Peñalara y La Mujer Muerta, con pinares en sus laderas.
Entornos naturales de la sierra de Guadarrama
Entornos naturales de la sierra de Guadarrama
Los tres tipos de hábitats son del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama:
  • Alta montaña: Abundan los matorrales, praderas, roquedos, canchales, lagunas y turberas.
  • Laderas: Abundan pinares, robledales, encinares, acebedas y otros bosques.
  • Fondos de Valle: Encontramos prados de siega, dehesas y bosques de galería.

Flora del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Por encima de los 1700 m de altura, en la Alta Montaña, encontramos matorrales de Piornos serranos y Enebro rastrero, que ocupan una gran extensión de este territorio, llegando a ocupar zonas con una altura de 2200 m. Resisten bien el viento y la nieve. También tenemos Pinos alpinos

En los pastizales de las praderas encontramos gramíneas como el Rompebarrigas y el Cervunal, que sirve de alimento para el ganado.

El ecosistema de roquedos y canchales es muy abundante en esta zona, están cubiertos de Líquenes y otras especies como la Consuelda, la Alquimilla, la Murbequiela, el Sedol el Ombligo de Venus, el Narciso, la Hierba de San Roberto, la Siempreviva y diferentes Helechos.

En lagunas y turberas abundan las especies como el Musgo del género Sfagnum, el Atrapamoscas, la Hierba del Rocío, la Grasilla, el Brezo de turbera y la Violeta palustris.

Lo que abunda en las laderas de la Sierra de Guadarrama

En las laderas abundan los pinares, sobre todo el de Pino silvestre, acompañado por el Pino laricio y el resinero. En las zonas húmedas aparecen Enebros, Cantuesos, Tejos, Tomillos, Jaras pringosa y estepa, Romeros, Escobas negras y Torviscos.

También encontramos rebollares compuestos de Roble rebollo, Arce de Montpellier, Abedul, Maíllo, Aladierno, Cerezo, Serval o Tejo, acompañados por arbustos como el Endrino, el Arraclán, el Rosal o Zarza, el Majuelo y la Jara.

En el sotobosque abunda el Botón de oro, la Centaura, la Fresa salvaje, el Cambrón, la Orquídea, el Azafrán silvestre, el Narciso y la Peonía entre otros.

En los encinares, a parte de la Encina, vemos Enebros, Jarales, Cantuesos, Mejoranas, Tomillos y Escobas negras.

Y finalmente, en el fondos de valle tenemos las dehesas de Fresnos con Robles melojos, Majuelos, Endrinos, Saúcos y otras rosáceas.

Los bosques del parque nacional de la sierra de Guadarrama recorren las orillas de ríos y arroyos, tenemos Sauces, Álamos, Olmos, Fresnos, Avellanos, Endrinos, Saúcos, Majuelos y Boneteros.

fauna del parque nacional_de la sierra de guadarrama
fauna del parque nacional_de la sierra de guadarrama

Fauna del Parque Nacional

La fauna de la sierra, con 255 especies de vertebrados, representa el 45% de toda España.

Invertebrados

En cumbres y glaciares podemos ver la Mariposa Apolo, la Niña de Nácar o el Escarabajo Pipa. En los pinares viven la Hormiga roja, la Mariposa isabelina y la monja y la Procesionaria del pino. En los robledales conviven muchas especies de insectos, escarabajos, cochinillas, caracoles, lombrices o escolopendras; como el Ciervo volante.

Peces

En los ríos y arroyos del parque encontramos a la Trucha común, la Bermejuela, la Lamprehuela, el Barbo comizo y el común, la Perca sol, el Gobio, la Carpa, el Carpín, la Boga de río, el Cacho y el Calandino.

Anfibios y reptiles

En las lagunas glaciares encontramos a la Salamandra y al Sapo común.

En los roquedos podemos observar a la Lagartija serrana y la roquera. En los pinares tenemos al Sapo partero común, a la Rana patilarga, a la Ranita de San Antón y al Lagarto verdinegro.

En los robledales aparecen el Sapo común, el Tritón jaspeado, el Lución, el Eslizón tridáctilo, el Lagarto verdinegro, la Víbora hocicuda y las Culebras de escalera y bastarda. En las dehesas hay Sapos común, corredor y de espuelas y Culebras de escalera y bastarda.

En ríos y arroyos tenemos muchos de los ya mencionados, además del vulnerable Galápago leproso.

Aves

En las cumbres destacan especies como el Pechiazul, el Acentor común, el Roquero rojo y el solitario, el Pardillo común, la Collalba gris, el Escribano montesino, el Mirlo común, el Zorzal charlo y la Tarabilla norteña.

En los pinares encontramos ejemplares de Piquituerto, Pico picapinos, Verderón serrano, Carbonero garrapinos, Herrerillo capuchino, Trepador azul, Reyezuelo sencillo, Listado, Pinzón vulgar, Arrendajo y Rabilargo asiático.

Además de rapaces como el Águila imperial ibérica y la calzada, el Buitre negro, el Azor, el Gavilán y la Cigüeña negra.

Las más comunes en los rebollares son el Petirrojo, el Mirlo, el Chotacabras, el Cuco, el Zorzal, el Gavilán, el Picogordo o el Cárabo, entre otros.

En las dehesas tenemos a la Cogujada común y la montesina, el Ruiseñor común, el Petirrojo, la Curruca zarcera, el Pito real, la Grajilla, la Urracas, el Rabilargo, el Arrendajo, el Estornino, el Cárabo común, el Mochuelo común, el Autillo, el Azor, el Alcotán, el Milano real y el Águila culebrera.

Entre las aves fluviales tenemos el Mirlo acuático y la lavandera cascadeña.

Mamíferos

En las cumbres del  parque nacional de la sierra de Guadarrama encontramos al Topillo nival, además de algunos ejemplares de Jabalí, Corzo, Gato montés, Zorro o Garduña.

En los pinares tenemos las especies antes mencionadas, además de la Ardilla roja, el Murciélago de bosque, el Topillo de Cabrera y el Ratón de campo.

En los robledales encontramos las anteriores especies cinegéticas y micromamíferos, además de el Erizo o la Musaraña común.

En las dehesas también tenemos al Lirón careto, la Comadreja, el Murciélago común y el ribereño y el Conejo.

Finalmente en las riberas tenemos especies como la Nutria europea, la Rata de agua, el Turón, el Visón americano y el Murciélagos el ribereño común.

Actividades del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Las actividades deportivas que puedes realizar en el Parque son el senderismo, el esquí, la BTT, la escalada, ascensiones a las cumbres o el trineo.

Las rutas de senderismo:
  • Puerto de Navacerrada: de Cercedilla al Puerto de Navacerrada, dificultad media, 7 km 800 m, cota máxima 1.895 m.
  • Cuerda Larga: del Puerto de Navacerrada al Puerto de la Morcuera, dificultad alta, 18 km 200 m, 5 h, cota máxima 2.362 m.
  • Puerto de los Cotos: del Puerto de Los Cotos al Pico de Peñalara, dificultad alta, 5 km, 2 h 30 min, cota máxima 2.428 m.
  • La Granja o Rascafría: de Rascafría a La Granja por el puerto del Reventón, dificultad alta, 16 km 800 m, 5 h, cota máxima 2.039 m.
  • Manzanares El Real: senda del Cancho de los Muertos, dificultad media, 5 km 600 m, 2 h 30 min, cota máxima 1.350 m.
Rutas de senderismo con niños:
  • Fuenfría: Calzada Borbónica, dificultad media-baja, 5 km 900 m, 4 h ida y vuelta.
  • La Pedriza: Senda formas de La Pedriza, dificultad media, 6 km 800 m, 4 h, variante para ir con niños más pequeños de 1 km 500 m.
  • Valle de El Paular: Los Robledos desde El Paular, dificultad baja, 12 km 600 m, 3 h.
  • Valle de Valsaín: Valsaín, un mundo rico y generoso. Itinerario rojo y azul, dificultad baja, Itinerario Azul: 2 km. Itinerario Rojo: 3 km. Itinerario Azul: 1 h 30 min. Itinerario Rojo: 2 h. Un paseo por el bosque de Valsaín, dificultad baja, 1 km 900 m, 1 h.
  • Navafría: Senda del Chorro “clásica”, dificultad baja, 1 km 500 m, 1 h.
Nuestra puntuación