¿Qué es un parque natural?

¿Qué es un parque natural?

Las actividades del ser humano – especialmente la sobreexplotación de los recursos y la urbanización descontrolada – comprometen cada día más, el óptimo estado del medio ambiente; atendiendo a ello resulta imperioso el cuidado de las áreas verdes, esas que por su riqueza biológica o geológica, albergan ecosistemas de gran importancia para el equilibrio de la vida, como es el caso de los parques naturales.

¿Qué se entiende por parque natural?

Bajo el término, se definen al conjunto de espacios verdes al aire libre, cuyo valor – biológico o geológico – le permite albergar ecosistemas; del mismo modo, corresponde a las zonas – sobre la superficie terrestre o bajo el mar – protegidas de forma especial por el Estado, limitándose en ellas, las actividades del ser humano a fin de prevenir su deterioro.

¿Cuáles características debe reunir un área para considerarse parque natural?

Para que un área o zona verde sea considerado parque nacional es necesario no solo que aporte gran valor natural, sino que esté mínimamente alterado por la actividad humana; en este sentido los parques naturales se distinguen por:

  • Excepcionales valores naturales
  • Carácter representativo de la ciudad o país en los que se emplacen
  • Singularidad de su flora, fauna y/o formaciones geomorfológicas.

¿Cuál es la diferencia entre un parque natural y un Parque Nacional?

A diferencia de los parques naturales, un Parque Nacional demanda especial conservación y atención, debido a que representan patrimonio natural de un determinado país, ¿Qué quiere decir esto? que lograr su designación, tiene como requisito que su superficie sea amplia y representativa de un sistema natural, además de:

  • Permitir la evolución natural y los procesos ecológicos: su extensión debe contar con la superficie adecuada que permita la evolución natural, garantizando el mantenimiento de sus características, así como el funcionamiento de los procesos ecológicos en el presente.
  • Carecer de núcleos genéricamente habitados en su interior: no pueden existir asentamientos humanos o núcleos urbanos habitados, con la salvedad de casos debidamente justificados.
  • Presentar escasa o nula intervención en sus valores naturales
  • Preponderar en gran aspecto las condiciones de naturalidad: el estado de conservación de la zona tiene que traducirse a funcionalidad ecológica, donde la intervención humana sobre sus valores, sea limitada.
  • Tener continuidad territorial: pese a ciertas excepciones, el territorio ha de ser continuo, o lo que es igual, libre de enclavados, o la existencia de elementos de fragmentación que alteren la armonía de los ecosistemas.
  • Rodearse por un territorio completamente susceptible para ser declarado zona periférica de protección.
¿Qué es un parque nacional?
¿Qué es un parque nacional?

Objetivos y funciones de los parques naturales:

Podría decirse que la principal función u objetivo de un parque nacional es la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas, sus extensas y representativas áreas, permite la interacción de sus componentes, lo que a su vez implica la conservación de la variedad de fauna y flora, así como los procesos naturales que puedan originarse en su superficie.

Pero eso no es todo, los parques naturales además:


1.     Permiten resguardar el hábitat de especies en peligro:

Por lo general, dentro de los parques naturales – especialmente los que reciben la distinción de Parques Nacionales – se conservan poblaciones de especies que corren peligro de extinción, o que en su defecto, se ven amaneadas por ser originalmente escasas o raras, como es el caso de ejemplares de carnívoros grandes, o plantas y animales silvestres de limitada distribución.

2.     Impulsan la investigación:

Lo bien conservados de los ambientes que conforman los parques naturales, se prestan para la ejecución de estudios científicos, de ahí lo común de concertarse convenios entre sus encargados y centros de investigación, quienes a través de personal técnico capacitado, recaudan la información obtenida necesaria para optimizar su manejo y enfatizar su valor.

3.     Garantizan la diversidad cultural:

Otra de las particularidades de estas áreas es que son prueba latente de la relación entre el hombre y la naturaleza, no solo en el presente, sino en el pasado, representando auténticos libros de enseñanzas con la posibilidad de continuar escribiendo sus páginas hacia el futuro deseado.

4.     Preservan prístinos los grandes escenarios naturales:

La belleza paisajística e imponente de los parques naturales no solo permite contemplar la naturaleza en su máxima expresión, sino que su conservación integral muestran las manifestaciones del pasado del hombre dentro de sus mismos escenarios facilitando su comprensión actual.

5.     Promueven la educación y la recreación:

La calidad del ambiente y las comodidades que le brindan al visitante, convierten a los parque naturales en sitios idóneos para la educación ambiental, adicional a disfrutar del lugar recorriendo senderos y miradores, quienes se aventuren a recorrerlos contarán con oficina de informes centros de visitantes e incluso, guías autorizados.

6.     Protegen los yacimientos paleontológicos

Algunos parques naturales permiten el resguardo de yacimientos de fósiles, lo que asegura tanto su estudio, como la difusión de los sitios en los que se realicen hallazgos.

¿Qué importancia merecen los parques naturales?

Si bien los objetivos y funciones de los parques naturales dejan bastante clara su importancia, conviene agregar aspectos claves que les hacen vitales para el mundo, extendiéndose más allá de los seres vivos y el planeta en general, pues abarcan la sociedad:

  • Protección de los recursos naturales: cualquier área natural protegida ofrece estabilidad a los suelos, lo que evidentemente se traduce a una considerable contribución en la lucha contra los efectos de los desastres naturales, sea disminuyendo las inundaciones o salvaguardando las costas.
  • Fuente de energía: en casos puntuales, los parques naturales reúnen buena cantidad de recursos empleados en la generación de energía, ejemplo claro de ello, es el agua.
  • Fuente de ingresos para los países: la atracción que estos lugares representan para el turista, reviste una inyección de ingresos al suponer una parte del PIB de la nación en lo respectivo al sector turístico y la creación de empleos.
Los mejores parques naturales del mundo
Los mejores parques naturales del mundo

¿Cuáles son los Parques Naturales más importantes del Mundo?

A pesar de que el planeta está repleto de escenarios naturales irrepetibles, la majestuosidad de los siguientes parques naturales, les confiere un lugar especial entre la lista de las opciones más recomendadas:

1.     Parque Nacional de los Lagos de Plitvice:

Conformada por 30.000 hectáreas, la primera alternativa lleva hasta Croacia, donde espera uno de los Parques Naturales de mayor importancia y reconocimiento de toda Europa; recorrida a pie o navegando en barcas, su superficie alberga 16 lagos color turquesa enmarcados con abetos, pinos y hayas, junto a un centenar de cascadas y manantiales.

2.     Parque Natural de Banff:

Localizado en las Montañas Rocosas de Canadá, el parque presume de ser el más antiguo de país y uno de los más destacados a nivel mundial; más de 6.641 kilómetros cuadrados repletos de glaciares, bosques de coníferas, campos de hielo y cuevas termales, en las que el lago Moraine es el protagonista al reflejar como espejo, las colosales montañas de piedra.

3.     Parque Nacional de los Glaciares:

Majestuosos glaciares, helados lagos y grandes montañas andinas, conforman el parque argentino que se gana el título de Patrimonio Mundial por la Unesco desde 1981, siendo el Perito Moreno, el más famoso glaciar de los 47 que lo conforman, ¿lo imperdible? admirar el espectáculo que genera el desprendimiento de trozos de estas montañas de hielo.

4.     Parque Nacional del Serengueti:

Con un nombre cuya traducción en la lengua autóctona de la región quiere decir “llanura sin fin”, el Serengueti figura entre los parques de mayor tamaño en el continente Africano – 13.000 kilómetros cuadrados conforman su superficie – siendo además el más antiguo de Tanzania y hogar de leones, elefantes, rinocerontes, leopardos y búfalos.

5.     Parque Nacional de Yellowstone:

De Tanzania, la siguiente opción conduce directamente a suelo norteamericano para invitar a conocer, el Parque Nacional de Yellowstone; se conforma por unos 9.000 kilómetros cuadrados y al fundarse en 1872, es el más antiguo del mundo. ¿Su principal atributo? albergar diversidad de fauna, además de una colección de géiseres y fuentes termales.

6.     Parque Nacional del Timanfaya:

Retornando al Viejo Continente, específicamente a España, el sexto lugar lo ocupa un parque de origen volcánico; el cual fue previamente declarado Reserva de la Biosfera en 1993 ¿la razón? se conforma de más de 25 volcanes, dando como resultado un escenario parecido al planeta Marte, sobre todo el que rodea a las “Montañas de Fuego”.

7.     Parque Nacional Fiordland:

De las 14 reservas que reúne Nueva Zelanda, el Fiordland es la mayor de todas; en 1990 se gana la distinción de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, gracias al compendio fiordos, glaciares y picos que reúnen en sus distintos escenarios, algunos de los cuales superan incluso los 2.500 metros de altitud.

8.     Parque Nacional de las Islas Galápagos:

De nuevo en América del Sur, el octavo puesto es ocupado por un parque que se extiende a lo largo de 8.000 kilómetros cuadrados, debido a que apenas el 3% del archipiélago está habitado por humanos, se reconoce como Reserva Marina al reunir gran diversidad natural, y pasa a la historia al ser el lugar en el que Darwin descubrió su famosa teoría de la evolución.

 

Nuestra puntuación

Entradas más Recientes:

Deja un comentario