Parques naturales de Valencia

Los mejores parques Naturales de Valencia:

Pincha en la imagen o en el texto para descubrir el parques naturales de Valencia que más te interesa:

La Comunidad Valenciana establece las diferentes clases de espacios naturales, con diferentes niveles de protección:
  • Parques naturales
  • Parajes naturales municipales
  • Reservas naturales
  • Monumentos naturales
  • Paisajes protegidos
  • Microrreservas de flora: son declaradas y gestionadas por la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Territorio y Vivienda de la Generalidad Valenciana.

También desde las instituciones valencianas se pueden promover y proponer a otros estamentos estatales o internacionales la protección de parajes con figuras legales como:

  • LIC (Lugar de Interés Comunitario)
  • ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves)

 

Parques Naturales de la Comunidad Valenciana

Parques naturales de Alicante

  • Carrascal de la Font Roja: Es uno de los espacios naturales mejor conservados del territorio valenciano. Abarca unas 2298 hectáreas, y comprende la alineación montañosa de El Alto de San Antonio (L’Alt de Sant Antoni). La existencia de un bosque bien conservado y de diferentes unidades paisajísticas en el parque favorecen la presencia de una fauna rica y variada.
  • El Hondo: Las 2.387 hectáreas que conforman este humedal comprenden dos embalses reguladores de riego, una serie de lagunas perimetrales y zonas de saladar y cultivos, la conservación de los cuales ha originado diferentes ambientes de gran valor ecológico, aunque es la fauna el aspecto más valioso del parque, tanto por la gran abundancia como por la presencia de especies en peligro de extinción.
  • Lagunas de la Mata y Torrevieja: Este paraje de 3743 hectáreas se encuentra situado en una cuenca cuaternaria formada por los relieves correspondientes al grupo de fallas de la parte baja del río Segura. Existen dos lagunas principales: la de Torrevieja y la de la Mata. En él conviven casi un centenar de especies de aves.
  • Macizo de Montgó: Esta extensión de 2117.68 posee un elevado valor cultural y arqueológico. Destaca por las más de 650 especies de flora y la fauna presente está íntimamente ligada a estas unidades paisajísticas y en las comunidades vegetales que se Llega al mar en el Cabo de Sant Antoni, el cual da cobijo a la Reserva Natural de los fondos marinos que lleva su nombre. Este conjunto forma unos de los paisajes más espectaculares del litoral valenciano.
  • Marjal de Pego-Oliva: es una zona húmeda con una extensión de 1.255 hectáreas. Sus principales características son una gran biodiversidad y la excelente calidad de sus aguas, así como su cantidad. Hay dos ríos principales que recorren el marjal: el Bullent y el Racons, además, encontramos numerosos afluentes y manantiales. Dada su gran relevancia, también está incluido en el Convenio Ramsar de protección mundial de zonas húmedas y es zona de especial protección para las aves (zona ZEPA).
  • Peñón de Ifach: Esta formidable roca, unida en tierra solo por un estrecho istmo, se eleva sobre el mar hasta los 332 m de altura. Es de uno de los paisajes más conocidos de la Comunidad Valenciana, con únicamente 53,3 hectáreas de superficie, constituye uno de sus espacios naturales protegidos de menor extensión y uno de los más visitados. Por otro lado, la riqueza de su patrimonio histórico, cuenta con valiosos yacimientos arqueológicos y una flora singular.
  • Salinas de Santa Pola: con sus 2.470 hectáreas, es un claro ejemplo de coexistencia entre los usos tradicionales y la conservación del medio. Este espacio junto en el Parque Natural del Hondo, conformaban antiguamente una gran zona húmeda conocida como albufera de Elche. Comprenden una serie de balsas de agua dulce con mayor o menor grado de salinidad, una zona de dunas y playa y una escasa porción de tierra de cultivo. Esta diversidad de ambientes da lugar a una gran variedad de formaciones vegetales y grupos faunísticos.
  • Sierra de Mariola: 000 hectáreas que se levantan entre los pueblos de l’Alcoià, el Comtat y la Vall d’Albaida, tan arraigada en la cultura popular valenciana. Este paisaje es herencia del aprovechamiento tradicional de los ricos recursos naturales. Conformada por los pastoreos, la nieve, las hierbas aromáticas y medicinales, los refugios naturales y especialmente el agua.

Parques naturales de Castellón

  • Desierto de las Palmas: 200 hectáreas que ocupan parte de cinco términos municipales: Benicasim, Cabanes, la Pobla Tornesa, Borriol y Castelló de la Plana. Esto lo convierte en un lugar especial donde poder disfrutar de las riquezas históricas, naturales y paisajísticas y también andar y disfrutar de los valores de este espacio natural. A pesar de los incendios sufridos, presenta una buena recuperación de la cubierta vegetal.
  • Prat de Cabanes-Torreblanca: Es una estrecha franja de terreno de marismas y pantanos formada por depósitos cuaternarios. El paisaje característico es el propio de una zona húmeda litoral, separada del mar por un cordón de cantos rodados. Entre los valores a destacar, la fauna tiene gran importancia, puesto que se pueden encontrar especies endémicas como el camarón, el fartet o el samaruc. Las aves son el grupo faunístico mejor representado. Las comunidades vegetales están representadas por las de saladar, las propias de cordón dunar, las acuáticas y subacuáticas.
  • Sierra Calderona: es uno de los espacios naturales protegidos más emblemáticos de toda la geografía valenciana y se extiende sobre 18.019 hectáreas. Salpicada por multitud de barrancos con importantes desniveles, tiene diversidad de ambientes forestales y la importancia de especies presentes como el alcornoque, define en este espacio natural como un enclave de gran valor natural.
  • Sierra de Espadán: Es el segundo espacio protegido más extenso de la Comunidad Valenciana, con 31.180 hectáreas. En esta sierra encontramos uno de los pocos afloramientos de piedra de rodeno del territorio, conformado por cumbres y cerros acompañados por profundos barrancos y ramblas, donde podemos encontrar numerosas fuentes y frondosos bosques de alcornoques, únicos en nuestra geografía, lo que le confieren un excepcional valor paisajístico, con una riqueza botánica y faunística excepcionales, que quedan patentes en el gran número de endemismos y singularidades.
  • Sierra de Irta: Ocupa una extensión como espacio protegido de 7.743ha. Fue declarado Parque Natural y Reserva Natural Marina para también conservar la franja marítima limítrofe a la costa de la Sierra de Irta. Representa una de las últimas sierras litorales que quedan sin edificar en la costa mediterránea. La escasa ocupación humana posibilita un excelente estado de conservación de las comunidades biológicas allí asentadas, incluidas las poblaciones de especies de interés pesquero y los mecanismos ecológicos que estas regulan.
  • Tenencia de Benifasar: Alcanzando unas 5.000 hectáreas se encuentra en la comarca histórica del mismo nombre. Tiene un elevado valor ambiental y una remarcable continuidad de hábitats. El abrupto relevo de este macizo, unido a la labor de generaciones de pobladores con sus usos tradicionales tiene como resultado un territorio de paisajes grandiosos y elevada biodiversidad.
  • Peñagolosa: Con sus 1.094,45 hectáreas representa un hito geográfico de primera orden y un referente cultural muy arraigado en la tradición valenciana. El macizo del Penyagolosa forma parte de un cruce de ambientes geológicos, biológicos, culturales y sociales. Siendo un referente para el excursionismo valenciano formando parte de las vidas de varias generaciones de montañeros.
Entornos Naturales de la Comunidad Valenciana
Descubre los Entornos Naturales de la Comunidad Valenciana

Parques Naturales de Valencia

  • La Albufera: Con una superficie de 21.120 hectáreas constituye uno de los humedales más representativos y valiosos de la Comunidad Valenciana y de la cuenca mediterránea. Durante todo el año, la gran biodiversidad de este espacio natural protegido permite observar una importante variedad de fauna y flora. Está reconocida como «Humedal de importancia Internacional», además fue declarada como «Zona de especial protección de las Aves» (ZEPA) y seleccionado como «Lugar de Importancia Comunitaria» (*LIC). También algunas partes de su ámbito han sido declaradas cómo «Microrreserva de Flora» y como «Reserva de Fauna».
  • Hoces del Cabriel: Con una extensión de 31.446 hectáreas es uno de los espacios naturales más significativos del territorio valenciano. Singular importancia por su flora, fauna, paisaje, características geológicas y sus valores socioeconómicos y culturales, se encuentra muy vinculado en el medio rural tradicional. Tiene en el río Cabriel como eje vertebrador, formando una frontera natural entre las comunidades de València y Castilla la Mancha.
  • Parque Natural de Chera-Sot de Chera: Con una extensión de 6.451,17 hectáreas se encuentra enclavado en un bello entorno formado por desfiladeros profundos, montañas abruptas rodeadas de valles ocupados por tierras de labranza. El territorio concentra valores culturales, paisajísticos y medioambientales de gran relevancia, entre los cuales destacan la geodiversidad, biodiversidad y riqueza hidrológica. Situada en el interior de una fosa tectónica y rodeada de picos de hasta 1.100m, da lugar a enclaves de gran interés didáctico y científico.
  • Parque natural del Turia: Con una superficie de 4.692 hectáreas, se encuentra incluido en la llanura del río Turia. Representa un claro ejemplo del escaso y valioso bosque rupícola mediterráneo asociado en el río Turia. Además la existencia de pinares de pino carrasco y matorral mediterráneo, le confieren un alto valor por su riqueza en términos de biodiversidad. Su declaración asegura la conservación de todos estos valores en una zona altamente poblada e industrializada cómo es el área metropolitana de Valencia.
  • Parque Natural de la Puebla de San Miguel: 6.390 hectáreas de superficie se asienta bajo los contrafuertes occidentales de la sierra de Javalambre dentro de la comarca del Rincón de Ademuz. En él encontramos el Alto de las Barracas que con 1.838 metros de altura, constituye la cumbre de la Comunidad Valenciana. Destacan elementos naturales de incalculable valor tan ambiental como paisajísticos y el alto grado de conservación de estos ecosistemas es fruto de la gestión llevada a cabo por los habitantes del municipio durante siglos. Muestra de ello es el variado patrimonio etnográfico y cultural existente.
fauna de los Parques Naturales de Valencia
Descubre la fauna de los Parques Naturales de Valencia

Flora y fauna de los Parques Naturales de Valencia

Fauna protegida en los Entornos Naturales de Valencia:

  • Alondra común
  • Rata de agua
  • Sapo común
  • Colmilleja
  • Musaraña gris
  • Lirón careto
  • Triguero
  • Erizo europeo
  • Arrendajo
  • Culebra bastarda
  • Garduña
  • Tejón
  • Topillo campesino
  • Comadreja
  • Turón
  • Musgaño de Cabrera
  • Madrilla del Turia
  • Rana común
  • Lagartija de Columbretes
  • Cabuxino enano
  • Rascón europeo
  • Musgaño enano
  • Aguja de rio

 

Flora protegida en los Parques Naturales de Valencia:

  • Aquilea oriolana
  • Llantén de agua lanceolado
  • Ajo esférico blanco
  • Ammocloa
  • Aneo menor
  • Acicate africano
  • Acicate andaluz
  • Nemorosa
  • Grama de olor
  • Albaida rosada
  • Boca de dragón tortosina
  • Boca de dragon alcarreña
  • Chumberillo de lobo
  • Arábide alpina
  • Culantrillo mallorquín
  • Boja amarilla
  • Belladona
  • Alisma menor
  • Aro enano
  • Lunaria menor
  • Hinojillo de saladar
Nuestra puntuación